CERTIFICADOS DE ALUMNO REGULAR / DE MATRÍCULA EN LÍNEA

Estimadas(os) apoderadas(os):

Para obtener certificados de alumno regular y de matrícula inmediatos y en línea el procedimiento es el siguiente:

- Ingresar a NOTASNET de la manera habitual.
- En el menú izquierdo, seleccionar "imprimir".
- Marcar la opción deseada (certificado de matrícula o certificado de alumno regular).
- Imprimir o guardar en pdf en su pc.

6 de agosto de 2021

IMPORTANTE CAMBIO EN EL EQUIPO DIRECTIVO DE NUESTRO COLEGIO


DAMOS LA DESPEDIDA A ETELVINA SEPÚLVEDA Y CECILIA ORELLANA ASUME LA JEFATURA DE CICLO ENSEÑANZA BÁSICA

Un importante cambio se concretó en nuestro colegio junto con la llegada del segundo semestre, ya que debido al retiro y jubilación de la profesora Etelvina Sepúlveda Hormazábal, en su reemplazo asumió la profesora Cecilia Orellana Bilbao como jefa de Ciclo Enseñanza Básica. 

La profesora Etelvina, “Pina” como cariñosamente siempre la llamamos, se acoge a retiro luego de 28 años en nuestro colegio y 44 años trabajando como profesora básica. Después de haber estudiado Pedagogía Básica en la Universidad de Concepción sede Chillán, su primer nombramiento como docente fue en la Escuela G-261 de Los Lleuques, donde estuvo 9 años. Luego, se desempeñó como profesora básica en la Escuela El Alto de Chillán Viejo, para posteriormente llegar a nuestro colegio en el año 1993 a cargo del quinto A. En el Colegio San Vicente, se desempeñó durante 15 años como profesora básica, y en el año 2009 fue nombrada jefa de Ciclo Enseñanza Básica por el entonces rector, René de la Rivera, en reemplazo de la profesora Antonieta García.

Al acogerse a retiro, son muchos los sentimientos que la embargan y se emociona al recordar distintas etapas de su trayectoria en nuestro colegio. “Son tantas las cosas que viví y que agradezco. La convivencia con mis colegas, el trabajo diario con los niños y sus familias. El ambiente que se vive en este colegio es maravilloso, hay una unión y una solidaridad profundas, ese es un sello fundamental que espero que nunca se pierda. Como comunidad siempre estamos listos para ayudar, compartir y darlo todo por quien lo necesita, ya sea un colega, un alumno o un apoderado. Eso va generando un lazo con los demás que trasciende en la vida a lo largo de los años, una unión que perdura. Y esa enseñanza humana es lo mejor que como colegio entregamos a nuestros niños, los marca positivamente para siempre”. 

A lo largo de estos 28 años, nuestro colegio ha cambiado significativamente y ella fue una testigo de esta evolución. “Cuando llegué aún teníamos salas de madera que eran compartidas. Luego vinieron los edificios de concreto, sin embargo se mantuvo la calidez de antes. En estos años, nuestro colegio ha cambiado más que nada en lo estructural, ya que en lo valórico hemos mantenido el sello. Nuestros alumnos siguen destacándose por ser muy respetuosos y cariñosos, son alumnos muy especiales, un orgullo para toda la comunidad”.

Al partir a una nueva etapa de su vida, agradece a Dios cada uno de los momentos vividos entre estos pasillos. “Los años trabajando en mi querido Colegio San Vicente fueron un regalo de Dios. Logré cosas que nunca pensé, avancé en mi carrera, fui muy feliz. Nunca tuve un problema con mis cursos, mis alumnos llenaron mi vida. Como jefa de Ciclo logré ganarme un lugar con respeto y cariño, y siempre tuve gran acogida y apoyo de mis colegas, lo que agradezco profundamente. Durante todos estos años siempre me sentí aceptada, y valorada tanto por mis colegas como por mis superiores. Todos me han querido como soy y por mi parte he tratado de devolver ese cariño y dar a cada uno la importancia que tiene. Me voy agradecida también de la Fundación Educacional San Vicente, que me permitió seguir trabajando una vez que me jubilé y que hoy me han apoyado en esta partida para poder irme tranquila. Me voy muy confiada, ya que dejo la jefatura de ciclo en excelentes manos. A mi querida Ceci le deseo lo mejor, sé que hará un gran trabajo, ya que es una mujer de grandes capacidades y una profesora de corazón que se ha ganado el cariño y respeto de toda la comunidad”.

Cecilia Orellana asumió como jefa de Ciclo Enseñanza Básica el 1 de agosto, y por estos días junto a la profesora Etelvina han estado haciendo traspaso de funciones. Cecilia estudió Pedagogía en Educación General Básica en la Universidad del Bío-Bío, donde también recibió el diploma de Licenciada en Educación, estudios que realizó luego de terminar Contabilidad en el Liceo Comercial, por lo que tiene ambas profesiones. Su primer trabajo como docente fue en 1998 en el Colegio Francisco Henríquez de San Carlos, hoy Liceo de Nuestra Señora de La Merced, donde tenía dos jefaturas a la vez y participó como miembro del grupo JAMER (Juventud Apostólica Mercedaria), en el que trabajó directamente con jóvenes y adolescentes. Luego de tres años en ese colegio, retornó a Chillán, y en el año 2001 llega al Colegio San Vicente, donde dice que era muy difícil entrar, ya que había muchas profesoras antiguas y pocas vacantes para contratar profesoras nuevas. Su entrevista la realizaron conjuntamente Julia Almonte y Judith Hormazábal, ambas exdirectoras, en un período de transición entre el retiro de la Srta. Julia y la llegada de la Sra. Judith. Su primer curso fue un cuarto básico, alumnos que hoy son adultos y profesionales. Luego de llegar a nuestro colegio se casó, asumió un primero básico y nacieron sus gemelas, por lo que fueron años intensos y muy importantes y decisivos en su vida. A lo largo de este tiempo ha sido profesora jefe de múltiples cursos, monitora de Teen Star durante muchos años, y también profesora de Ciencias en quintos y sextos básicos, ya que tiene un postítulo en esa área.

Después de veinte años como profesora, hoy le toca asumir un nuevo desafío como jefa de Ciclo. “Asumo esta nueva tarea por un lado con nostalgia de dejar las salas, pero con mucha alegría y esperanza, con muchas ganas de tener llegada a los alumnos y sus familias, y que todos, tanto alumnos, apoderados y colegas sientan que cuentan conmigo, sientan mi disponibilidad, apoyo y cercanía, esa es mi meta, ser una jefatura cercana, poder entregar contención y escuchar a todos en sus necesidades, ya que la Sra. Pina siempre fue así y espero continuar esa línea”.

Agrega que “nunca me imaginé en este cargo, yo soy una profesora de vocación y siempre he sido feliz haciendo clases. Pero también me siento muy contenta y halagada con este nombramiento, ya que lo siento como un reconocimiento a mi estilo de trabajo, al cariño que he entregado siempre, a la dedicación y responsabilidad que he puesto en mi trabajo, y desde esta nueva labor espero poder seguir dando lo mejor de mí. Agradezco el apoyo que he recibido en estos días, especialmente de los apoderados de mi querido segundo básico, quienes fueron muy comprensivos con la situación y además mis alumnos quedan en manos de una excelente profesora, lo que me deja muy tranquila. Por lo demás yo sigo aquí, en vez de tener un curso, ahora tengo doce, y sigo presente para ellos”.

La partida de la profesora Etelvina lamentablemente se produce en el contexto de pandemia, lo que nos impide poder despedirla de forma presencial como hubiéramos querido y como se merece. Estas líneas son una manera de despedirla y agradecerle por todo el cariño y entrega de todos estos años. Agradecemos al Señor por haberla tenido en nuestro colegio y rogamos que bendiga su nuevo camino, en que podrá dedicar tiempo a su querida familia y a muchos proyectos que tiene en mente y que nos contó con mucho entusiasmo. Que la Virgen María la acompañe y proteja siempre a ella y a todos sus seres queridos para que esta nueva vida que comienza sea una etapa maravillosa. Y ojalá nos venga a ver seguido, ya que la extrañaremos.

También rogamos al Espíritu Santo que bendiga e ilumine a Cecilia en esta nueva responsabilidad que emprende y que la acompañe en cada momento. 

¡Hasta siempre querida profe Pina! ¡Bienvenida profe Cecilia a la jefatura!