f Colegio San Vicente de Paúl - Chillán

PROTOCOLO DE CORONAVIRUS EN ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES

Estimada comunidad: Como país nos estamos enfrentando a una nueva fase del coronavirus. El Ministerio de Educación actualizó esta mañana el protocolo para disminuir el riesgo de diseminación en establecimientos educacionales, el cual compartimos con ustedes.

Les pedimos encarecidamente que lo lean y conversen con sus hijos sobre las medidas de prevención que se sugieren para disminuir el contagio.

Como colegio ya estamos trabajando para cumplir con este protocolo y también sumar otras medidas.

Revisa y descarga el protocolo AQUÍ

domingo, 5 de abril de 2020

DOMINGO DE RAMOS




El Domingo de Ramos es el día en que los cristianos conmemoramos la entrada de Jesús en Jerusalén y su aclamación como Hijo de Dios. Es el acontecimiento que marca el fin de la Cuaresma y el inicio de la Semana Santa, tiempo en que se conmemora la pasión, crucifixión y muerte de Jesús y celebra su resurrección. Y este año dado el acontecer, no solo nacional, sino mundial, la iglesia nos invita a reflexionar y rezar de una forma diferente, a hacerlo en la intimidad del hogar, solo o en familia. Queremos de alguna forma acompañarle y unirnos en una plegaria como comunidad educativa para pedir, sobre todo, por este difícil momento que como sociedad estamos viviendo.

Oración
Dios y Padre nuestro:
En la pasión y muerte de Jesús
has hecho que nos percatemos
de la grandeza de tu amor.
Haz que seamos conscientes
de la destrucción del pecado
y dispón nuestro corazón
para seguir creyendo en ti
cuando tenemos que llevar la cruz del
sufrimiento;
porque a la cruz sigue la resurrección,
en Jesús y en nosotros.
Danos esa fe firme
en estos de días de incertidumbre
por medio de Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

Entrada triunfal de Jesús en Jerusalén (Mateo 21, 1-11)

"Estaban ya cerca de Jerusalén. Cuando llegaron a Betfagé, junto al monte de los Olivos, Jesús envió a dos discípulos con esta misión: «Vayan al pueblecito que está al frente, y allí encontrarán una burra atada con su burrito al lado. Desátenla y tráiganmela. Si alguien les dice algo, contéstenle: El Señor los necesita, y los devolverá cuanto antes.» Esto sucedió para que se cumpliera lo dicho por el profeta: Digan a la hija de Sión: «Mira que tu rey viene a ti con toda sencillez, montado en una burra, un animal de carga.» Los discípulos se fueron e hicieron como Jesús les había mandado. Le trajeron la burra con su cría, le colocaron sus mantos sobre el lomo y él se sentó encima. Había muchísima gente; extendían sus mantos en el camino, o bien cortaban ramas de árboles, con las que cubrían el suelo. Y el gentío que iba delante de Jesús, así como los que le seguían, empezaron a gritar: «¡Hosanna al hijo de David! ¡Bendito sea el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en lo más alto de los cielos!» Cuando Jesús entró en Jerusalén, toda la ciudad se alborotó y preguntaban: «¿Quién es éste?» Y la muchedumbre respondía: «¡Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea!»"

Domingo de Ramos

Jesús entró a Jerusalén montado sobre un asno y fue aclamado como rey por sus seguidores, quienes extendieron mantos, ramas de olivo y de palma a su paso. Gritaban: “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!”; “¡Hosanna en las alturas!”

Por esta razón, la eucaristía del Domingo de Ramos tiene dos momentos importantes. El primero es la procesión de las palmas y la bendición de las mismas por parte del sacerdote. El segundo es la lectura de la palabra que evoca la Pasión del Señor, en el evangelio de San Mateo.

De allí que el color litúrgico de Domingo de Ramos sea el rojo, ya que se conmemora la Pasión del Señor.

El Domingo de Ramos debe de ser visto por los cristianos como el momento para proclamar a Jesús como el pilar fundamental de sus vidas, tal como lo hizo el pueblo de Jerusalén cuando lo recibió y aclamó como profeta, Hijo de Dios y rey.

¿Qué simbolizan los ramos?

Se da a este día el nombre de Domingo de Ramos precisamente porque Jesús fue obsequiado con innúmeros de ramos por sus seguidores, personas sobre todo humildes.

Los ramos de olivo y de palma son el signo por excelencia de la renovación de la fe en Dios. Se les atribuye ser un símbolo de la vida y resurrección de Jesucristo. Asimismo, recuerdan también la fe de la Iglesia en Cristo y su proclamación como Rey del Cielo y de la Tierra.

Durante esta época, es costumbre que las personas tengan en sus casas los ramos benditos. Muchos hacen cruces con las palmas y las ponen o detrás de la puerta, o sobre el crucifijo, o en las imágenes sagradas o los cuadros de motivo religioso.

La iglesia hoy nos invita a realizar dos signos:

Colocar en las puertas de nuestras casas, o en la ventana, una rama de palma u olivo preparada para esta ocasión.
Escribir, en una huincha de cartulina, “Bendito el que viene en nombre del Señor”

De esta forma, juntos alabemos con fervor la Entrada de Jesús en Jerusalén cuidándonos y orando los unos por los otros.

Oración para colocar las palmas benditas en casa
Bendice, Señor, nuestro hogar.
Que tu Hijo Jesús y la Virgen María reinen en él.

Danos paz, amor y respeto,
para que respetándonos y amándonos
los sepamos honrar en nuestra vida familiar,
sé Tú, el Rey en nuestro hogar

Cuidanos y protégenos sobre todo de este mal
Que hoy afecta a nuestra sociedad.
Amén.

La invitación es para que durante esta semana nos unamos en la oración para celebrar los acontecimientos que preceden la resurrección del Señor. Dios le bendiga a usted y familia.

Con Cariño,
Equipo de Pastoral

Desea celebrar el domingo de Ramos en familia, AQUÍ un breve momento de oración.


sábado, 4 de abril de 2020

MENSAJE EN SEMANA SANTA DEL ADMINISTRADOR APOSTÓLICO A LOS FIELES DE ÑUBLE


Estimada comunidad: compartimos con ustedes este mensaje de monseñor Sergio Pérez de Arce, obispo de Chillán, para la comunidad católica de Chillán ad portas de Semana Santa.

“¡Resucitó Cristo, nuestra esperanza!”

Queridas/os hermanas y hermanos en el Señor,

Estamos por comenzar la principal semana de nuestra vida cristiana. La viviremos este año de manera distinta, en nuestras casas, sin encontrarnos en nuestras capillas ni templos ni en otras expresiones devocionales. Pero estaremos unidos en la fe, en medio de este difícil tiempo de pandemia que vive la humanidad.

Más que nunca les invito a tener presente los misterios y valores que revivimos cada año en esta semana: la acogida a Jesús como Señor y Salvador de nuestras vidas; el llamado al servicio, a semejanza de Cristo, que no vino a ser servido sino a servir; el reconocimiento de la pasión del Señor en los rostros sufrientes de hoy; la alegría por los signos de esperanza y resurrección presentes en nuestro mundo. Renovaremos así nuestra fe y nuestro bautismo, muriendo con Cristo para resucitar con él y acoger así la Vida Nueva que él nos regala. Atesoremos todo esto en nuestro corazón, admiremos una vez más el gran amor que Dios nos muestra en Jesús y celebremos de este modo el misterio pascual de Aquél que “muriendo destruyó nuestra muerte y resucitando restauró la vida” (Prefacio Pascual I).

Es evidente que todo esto lo viviremos en medio de preocupaciones y temores, con la enfermedad y la incertidumbre cruzando nuestras vidas. Incluso con cierta tristeza. Pero, aun así, es posible que en el corazón del creyente permanezca la alegría, que “no es un sentimiento de bienestar egoísta sino una certeza que brota de la fe, que serena el corazón y capacita para anunciar la buena noticia del amor de Dios” (Aparecida 29). Es el gozo que tiene su fundamento en el Dios que asumió nuestra condición humana y triunfó sobre la muerte. El gozo de sabernos acompañados por el Resucitado: “Su resurrección no es algo del pasado; entraña una fuerza de vida que ha penetrado el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección (…) en medio de la oscuridad siempre comienza a brotar algo nuevo, que tarde o temprano produce un fruto” (Papa Francisco, EG 276).

Invito a cada uno de ustedes a buscar los caminos para vivir en la fe estos días santos. Por muchos canales habrá transmisión de los oficios litúrgicos que los sacerdotes celebrarán sin fieles. A quienes ayude seguir estas liturgias, es un buen medio. Pero también se pueden buscar o sumar otros: la oración en familia, la oración personal, la lectura de la palabra de Dios, la meditación del vía crucis, etc. En el sitio web del obispado y en muchos otros portales digitales hay subsidios. Lo importante es unirse a Cristo, a su entrega de amor, y dejar que él renueve nuestra vida y la convierta en “ofrenda viva, santa, aceptable a Dios: éste es el verdadero culto” (Rom 12, 1).

Junto con esta invitación, quiero exhortarlos a no descuidar la preocupación por la solidaridad, para mantener vivo en nosotros y en nuestras comunidades el anhelo de servir y de acompañar a los que más sufren. No podemos actualmente desplegar muchas iniciativas, por las restricciones que impone la situación sanitaria, que tenemos que asumir responsablemente. Pero algunos caminos podemos ir explorando y concretando: estar cerca de personas solas y ancianas, a través del teléfono o ayudas puntuales cuando se pueda; disponer de alimentos para personas que lo necesitarán; no olvidar la campaña Cuaresma de Fraternidad; ponerse de acuerdo para confeccionar mascarillas, etc. Posiblemente más adelante se necesiten voluntarios para atender enfermos o responder a otras necesidades de la comunidad. Mantengamos un corazón solidario y evitemos ese temor discriminador, que tanto mal hace a nuestra sociedad.

Como se ha dicho reiteradamente, las próximas semanas y meses serán difíciles, especialmente para los más frágiles. 

Que nos acompañe y fortalezca la alegría de la Pascua, pues ¡Resucitó Cristo, nuestra esperanza!

Su hermano en Cristo,

Sergio Pérez de Arce Arriagada
Obispo electo de Chillán
Administrador Apostólico


viernes, 3 de abril de 2020

ANUNCIAMOS PRÓXIMO NUEVO SISTEMA DE TRABAJO VIRTUAL


Estimados alumnos y apoderados:

En este momento tan complejo que estamos viviendo como país y en especial como ciudad, hemos tratado por medio de distintos mecanismos de continuar con las actividades académicas, avanzando lentamente y consolidando los aprendizajes claves para cada asignatura. Sabemos que tenemos un grupo que no está accediendo a la información por carecer de internet y/o computador o vivir fuera de Chillán, no pudiendo acceder al material impreso que como colegio hemos dispuesto desde hace ya dos semanas. Lo anterior se constituye en un gran desafío y compromiso para nosotros, por lo cual asumimos que deberemos generar las condiciones para que el atraso pedagógico con el que vengan nuestros estudiantes deberá ser revertido al momento de retomar las clases presenciales, es por ello, que, en este periodo de enseñanza y aprendizaje remoto, avanzaremos lentamente consolidando los aspectos esenciales.

Me ha tocado en este tiempo hablar con profesores y apoderados del colegio, quienes me han permitido visualizar las dificultades y aciertos en estas semanas que llevamos sin actividades presenciales en nuestro colegio. En tal sentido, se vuelve necesario implementar una nueva plataforma que nos permita generar mayor interacción entre los profesores y alumnos (grabar clases, compartir y retroalimentar información, responder consultas, generar evaluaciones formativas con retroalimentación inmediata, etc.) es por ello que implementaremos las aplicaciones de Google for Education donde a través de Google (G Suite), accederemos a Classroom, Drive, Document, Calendar, Hangouts, Meet, entre otras. Podremos generar una mayor interacción con nuestros alumnos, quienes podrán acceder incluso desde sus celulares, disminuyendo con ello en parte la brecha de acceso a la información.

Para la implementación de lo anterior, se crearán cuentas individuales e institucionales para todos los alumnos y profesores del colegio, esto permitirá generar un espacio institucional para el trabajo pedagógico on-line. Todo este proceso tardará unas semanas y se les estará informando por nuestros medios oficiales los próximos pasos a seguir (cabe considerar que mantendremos el trabajo en Syscol hasta lograr implementar en todas las asignaturas el trabajo con la nueva plataforma).

Queridos alumnos, les envío un saludo especial desde la distancia y les señalo que pronto podrán estar en su colegio junto a sus profesores y compañeros.

Profesor Alexander Sievers
Director Académico Colegio San Vicente de Paul



martes, 31 de marzo de 2020

COMUNICADO A LAS FAMILIAS


Estimadas familias del colegio San Vicente de Paul

Junto con saludarles, en este tiempo complejo y de incertidumbre en relación a las consecuencias del COVID-19 en nuestro país y de manera particular en nuestra ciudad, no solo en lo relacionado con la salud, sino también en lo económico y lo educacional, espero que sus familias se encuentren muy bien y aprovechando, dentro de lo que nos permita la situación actual, estas instancias para compartir en la intimidad del hogar.

Quisiera además informar lo siguiente:

1.- Respecto del proceso de acompañamiento pedagógico
Como todos sabemos, desde que se suspendieron las clases presenciales, los profesores/as han dispuesto la entrega de material educativo en distintas asignaturas a través de la plataforma Syscol de nuestra institución. Además, se ha sugerido a los apoderados/as la posibilidad de utilizar la plataforma en línea que ha dispuesto el Ministerio de Educación. Estos medios han sido de ayuda, pero lamentablemente no permiten una adecuada interacción entre estudiantes y profesores/as. Por lo mismo, estamos buscando utilizar otra plataforma que brinde otros beneficios que ayuden a que nuestros alumnos/as y puedan adquirir mejores aprendizajes. La implementación de una nueva plataforma no será de manera rápida, por lo que solicitamos tengan paciencia durante este proceso.

Respecto de nuestros alumnos/as que no tienen acceso a internet y/o computadores, como colegio seguimos esforzándonos, bajo las condiciones que nos permita la actualidad, por hacer llegar material impreso a quienes lo necesitan. En este sentido, en dos ocasiones apoderados/as han podido adquirir el material impreso en nuestro colegio. Si bien es cierto no pudimos entregar la totalidad del material impreso, dejando pendiente a los alumnos de 1° a 4° medio, esperamos hacerlo a la brevedad, dependiendo de las normas impuestas por las autoridades. Invitamos a nuestros alumnos/as a trabajar de manera paulatina el material enviado por nuestros docentes, que no signifique para ellos o para la familia un estrés adicional al que ya se vive. Por lo mismo, sigan avanzando de a poco y en la medida que las condiciones lo permitan.

2.- Consultas respecto a las mensualidades
En relación a la temática del pago de la colegiatura o mensualidades, recordemos que no fue el colegio quien suspendió las clases presenciales. Esto fue decretado desde las autoridades tanto del Ministerio de Salud como de Ministerio de Educación, como una situación excepcional, donde se les solicitó a los colegios cerrar en beneficio de la salud de la población. Desde la Superintendencia de Educación se permite que los colegios adopten un plan excepcional, que no considere la asistencia presencial de los estudiantes, para poder cumplir con la cobertura de los programas de estudio. Además, los colegios deben recalendarizar el año escolar, para lo cual el Ministerio de Educación ya envió una nueva programación indicando que las clases se mantendrán por todo diciembre.

El Ministro de Educación, en entrevista, planteó que el vínculo que el apoderado/a establece con el colegio tiene un carácter anual. Dicho vínculo no se ve alterado mientras se siga prestando el servicio, aunque sea bajo otra modalidad.  

Por lo anteriormente expuesto, en virtud que el colegio sigue prestando el servicio, aunque sea bajo otra modalidad, debido a las circunstancias excepcionales, es necesario que los padres y apoderados también continúen con su compromiso de pago, ya que además los funcionarios y colaboradores del colegio dependen de ello. Por lo tanto, el colegio mantendrá los cobros de las mensualidades conocidas por todos. Ahora bien, si alguna familia tiene dificultades en este sentido puede contactarse al correo administracion@colegiosanvicente.cl para analizar su situación.

Estimados padres y apoderados, hoy se hace muy necesario que todos los miembros de la comunidad educativa se comprometan a llevar este proceso excepcional de la mejor manera posible por el bienestar de nuestros estudiantes.

Quisiera agradecer a todas las personas que trabajan en el colegio, que en estos momentos complejos están realizando sus tareas con tal de poder brindar de la mejor manera posible el servicio educativo. Además, agradezco el compromiso, comprensión y apoyo de las familias vicentinas. Y no olvidar que es un período cuyo principal objetivo es el cuidado de la salud.

Aprovechemos este tiempo de cuaresma para rezar más como familia, acercarnos más a Dios y poder cultivar esa dimensión espiritual que todos tenemos. Pidamos al Señor, a través de San Vicente de Paul, que nos siga acompañando en estos momentos difíciles, especialmente en el resguardo de nuestra salud.

Esperando que esta situación sanitaria no se prolongue por mucho tiempo, me despido atte.

Marcelo Campos M.
Rector