CERTIFICADOS DE ALUMNO REGULAR

Estimadas(os) apoderadas(os):

Quienes necesiten certificados de alumno regular, pueden solicitarlos al correo electrónico administracion@colegiosanvicente.cl indicando nombre, Rut y curso del alumno. LES SERÁ ENVIADO UN CERTIFICADO DIGITAL.

jueves, 9 de abril de 2020

JUEVES SANTO, LA CENA DEL SEÑOR




Queridos hermanos de nuestra comunidad educativa, con profunda fe le queremos invitar a recordar de una forma muy sencilla lo que hizo Jesús con sus Apóstoles en la última Cena, acto de fe que tiene un profundo significado que podemos entender mejor leyendo la Biblia. Recordando que él junto a sus discípulos celebraba la cena pascual, que hasta el día de hoy celebra el mundo judío. Esta cena era familiar para la gente de Dios. Esto les recordaba la noche en la que Dios envió la destrucción a Egipto por las 7 plagas y mató al hijo mayor en cada casa, excepto en aquellas en las había sangre de cordero sobre la puerta. Nos unimos como cristianos pidiendo al Señor nos bendiga y bendiga nuestros hogares, que nos dé salud y bienestar.

PUEDEN REALIZAR TODA ESTA ORACIÓN O PARTE DE ELLA (DESDE EL EVANGELIO DE SAN LUCAS) EN FAMILIA PARA BENDECIR LA MESA. DEBEN TENER PAN Y UVA O UNO DE LOS DOS ALIMENTOS.

+ En el nombre del Padre, Y del Hijo, Y del Espíritu Santo. Amén
                       
Leer el texto del libro del Éxodo 12. 7-13)
(Es recomendable que los textos bíblicos se lean desde la Biblia)

Dijo Yahveh a Moisés y Aarón en el país de Egipto:

"Este mes será para vosotros el comienzo de los meses; será el primero de los meses del año. Hablad a toda la comunidad de Israel y decid: El día diez de este mes tomará cada uno para sí una res de ganado menor por familia, una res de ganado menor por casa. Y si la familia fuese demasiado reducida para una res de ganado menor, traerá al vecino más cercano a su casa, según el número de personas y conforme a lo que cada cual pueda comer. El animal será sin defecto, macho, de un año. Lo escogeréis entre los corderos o los cabritos. Lo guardaréis hasta el día catorce de este mes; y toda la asamblea de la comunidad de los israelitas lo inmolará entre dos luces. Luego tomarán la sangre y untarán las dos jambas y el dintel de las casas donde lo coman.

Palabra de Dios… Te alabamos, Señor.

Con la sangre se marcaban las casas de los judíos, y en las casas que estaba la sangre, esa familia se salvaba de la destrucción. Dios les pidió a los hijos de Israel que mantengan el banquete, la CENA, de Pascuas como un recuerdo de su liberación de ser esclavos de los egipcios. Este día era para los israelíes como nuestro 18 de septiembre, pasamos de estar bajo el dominio de los españoles a ser un pueblo libre, así fue para los israelitas, ese día fueron libres.

¿Qué le enseñó Jesús a sus Apóstoles?

Jesús les enseñó a sus discípulos: Yo soy el pan de la vida. Este es el pan que desciende del cielo, para que TODO el que coma de él, no muera.

Leer el texto del Evangelio de San Lucas 22:19)

Luego tomó el pan, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: "Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. HAGAN ESTO EN MEMORIA MÍA". Después de la cena hizo lo mismo con la copa, diciendo: "Esta copa es la Nueva Alianza sellada con mi Sangre, que se derrama por ustedes. Palabra del Señor… Gloria a Ti Señor, Jesús.

Reflexión

Jesús les dijo a sus apóstoles que estaba entregando su cuerpo como un sacrificio por nuestra liberación de los pecados. Este rezo era previo a la resurrección de la muerte; este Pan viene de la tierra. Nuestra liberación del pecado está en nuestra mano.

La copa de vino tiene también un significado importante. Antes de beberla, el rezo tradicional era: Bendito eres Señor nuestro Dios, gobernador del universo, creador de la fruta del vino (LA UVA). Jesús había trabajado duro por tres años para convertir a sus discípulos en Hombres de Dios. Jesús les enseñó Yo soy la vid (la Parra), vosotros los sarmientos. (Las ramas)

Él había creado lo que ellos eran y lo que fue fruto de su labor. Ahora estaba con ellos para contarles las buenas noticias. El vino era un símbolo de la sangre de Jesús vertida en la cruz. Esto significa que perdonaría todos pecados de los que creyeron en él. Ésta es la sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada.

La última cena tomó un nuevo significado para los discípulos después de que Jesús se levantara en Pascuas. Jesús era el cordero de Dios, sacrificado por los pecados del mundo. Su sangre fue vertida tanto que la muerte pasó desapercibida para nosotros y pudimos esperar tener la vida eterna. Jesús superó la muerte y resucitó. Así es como la comida de Pascuas se volvió conocida como la Cena del Señor. Jesús nos mandó: “hagan esto en memoria mía”. Esto ha continuado hasta hoy en las iglesias para recordarnos el sacrificio que Jesús hizo por nuestros pecados.

Momento de la bendición del pan y las uvas

Ahora haremos un momento de silencio… vamos a hacer oración así como lo hizo Jesús sobre los alimentos antes de compartirlos con sus apóstoles.   

(Antes de hacer la oración se recomienda hacer un breve silencio)

Padre Santo, bendice este pan que te presentamos. (Levanta el pan) Está hecho del trigo de nuestros campos y por manos de chilenos, hermanos nuestros; y bendícenos también a nosotros para que al compartir tu pan recibamos la gracia de la unidad y de hermanada para que viviendo unidos a ti hagamos de esta sociedad un lugar mejor, de igualdad, dignidad y justicia para todos. Amén.

(Finalizada la oración parte el pan por la mitad, toma un trozo, y luego le pasa una mitad al que está a su derecha y la otra mitad al que está a su izquierda. Cada persona corta un pedacito y lo entrega a quien está a su lado. La idea es que cada uno tenga un trozo de pan antes de que todos coman)

Padre Santo, bendice estas uvas… (Levanta el racimo de uva) sembradas y cultivadas, con trabajo y esfuerzo, por manos de campesinos, hermanos nuestros. Bendícenos a nosotros y todos nuestros esfuerzos por ser mejores personas, para que al amparo de tu amor entreguemos siempre lo mejor que podamos entregar para dar buenos frutos, así como lo es esta uva. Bendice también a nuestra familia y a todos quienes forman parte de nuestras vidas. Amén.

(Este es el momento para compartir el pan y la uva)

(Después de haber compartido unos minutos y antes de finalizar leer lo siguiente:)

El grano de trigo, los granos de uva, el pan y el vino enlazan con lo mejor y más profundo de las palabras del Señor. “Yo soy el pan de vida” … “Yo soy la vid” (parra, planta de donde sale la uva)

Por eso los que se atrevieron a seguirle, los que después de verle morir en la cruz, se atrevieron a proclamar que Dios estaba con Jesús, significaron también toda su fe y su modo de vida compartiendo el pan y el vino, (fruto de la uva) en un recuerdo que hacía presente a Jesús, que invitaba a la comunión con él y con todos los que se reunían alrededor de la mesa. Y allí, alrededor de la mesa, cada uno presenta y ofrece su grano de trigo y se presenta a sí mismo como grano de trigo entregado con Jesús y como Jesús, para que haya más vida en el mundo.

Para finalizar nos unimos en oración

Ahora pongamos todas nuestras oraciones y peticiones en manos del Señor, pidámosle que podamos vivir estos días de Semana Santa con fe y con profunda reflexión, para que Dios transforme nuestras vidas y podamos ser mejores cristianos.
*Rezar un Padre Nuestro y un Ave María

Pidamos la bendición… Que el Señor, Dios todopoderoso, que muere por nosotros. Con su resurrección nos lleve un día a la vida eterna. Amén. Y que nos bendiga a todos:

+ En el nombre del Padre, Y del Hijo, Y del Espíritu Santo. Amén

San Vicente de Paúl,
Ruega por nosotros y por el mundo entero.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es importante su opinión, le invitamos a dejar sus comentarios.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.