f Jornada de invierno en las Trancas - 2013 ~ Colegio San Vicente de Paúl - Chillán

miércoles, 14 de agosto de 2013

Jornada de invierno en las Trancas - 2013


Entre el 15 y el 17 de julio, se realizaron las jornadas invernales de servicio en Las Trancas, a las que asistieron 24 alumnos desde octavo básico a cuarto medio, pertenecientes al Movimiento Juvenil Vicentino, junto a agentes pastorales trabajadores del colegio, como Carlos Ibáñez, Carolina Herrera, Constanza Iturra, Jaime Durán, José Uyarte y Jocelyn Jélvez.

Durante los tres días que duró la actividad, se conformaron grupos y los alumnos trabajaron diversos temas. La coordinadora de Pastoral, Jocelyn Jélvez, explicó que, entre las actividades, se analizó la misión y visión del colegio, y se descubrieron cuáles de los valores contenidos en la misión son los que más se muestran y conforman un sello en el alumno vicentino, y cuáles están menos presentes en general. “Eso llevó a preguntarnos cuáles eran los más importantes y cómo hacerlo para que todos esos valores formen parte del sello de nuestros alumnos”.

También se realizó un trabajo didáctico, a través de juegos y dinámicas de roles y conocimiento, para identificar líderes y tareas dentro de los grupos, los cuales además escogieron un nombre y lema, y quedaron así conformados para el resto de las jornadas y proyectos del segundo semestre.

Dentro de las actividades, también hubo espacio para el esparcimiento. Es así como el segundo día se realizó la caminata “Caminando con la palabra” a Shangri La, donde además hicieron un lugar de oración con la naturaleza, en el marco del lo cual analizaron la presencia de Jesús y San Vicente en ellos, sus metas personales y metas como movimiento.

El trabajo grupal también contempló idear y elaborar proyectos que permitan mejorar aquello que vemos mal, desde una mirada crítica pero propositiva. “Surgieron muchas ideas y proyectos muy bonitos en el área de la difusión y comunicación, también relativos al trabajo solidario”, explicó Jocelyn.

La noche del segundo día, se realizó una velada humorística, donde los alumnos desplegaron todos sus talentos, sorprendiendo a los adultos por su gran creatividad y capacidades, y lo pasaron muy bien.

Por último, antes de partir se realizó una evaluación de la jornada, donde además valoraron el compromiso que cada uno de ellos pone en todo este trabajo y en lo que viene por delante. “Los chiquillos trabajaron súper bien en grupo. Para que esto sea un movimiento, debe haber varias comunidades trabajando en la Pastoral, y eso se ha logrado muy bien. Además, se dio un espacio muy rico para que surjan nuevos liderazgos, que es algo fundamental. Quedamos todos muy conformes de la jornada, ya que vemos mucho compromiso de parte de los jóvenes. Ellos mostraron su sello de unidad, de responsabilidad, y eso nos deja muy bien preparados para la etapa que viene, que es la de bajar a tierra todas las ideas y proyectos a un trabajo permanente en nuestra Pastoral”, concluyó Jocelyn.