f Jornada de Servicio en Taucú ~ Colegio San Vicente de Paúl - Chillán

lunes, 23 de septiembre de 2013

Jornada de Servicio en Taucú


"Viviendo la fe en comunidad"

Entre el domingo 8 y el jueves 12 de septiembre, el equipo de Pastoral de nuestro colegio llevó a cabo las tradicionales Jornadas de Servicio, las cuales se desarrollan hace ya doce años, y hace tres años en la localidad de Taucú.

La Escuela G53 fue el escenario de un intenso y maravilloso trabajo, llevado a cabo por Jocelyn Jélvez, Jaime Durán, Carolina Herrera y Carlos Ibáñez junto a 32 alumnos de nuestro colegio que integran el movimiento Juvenil Vicentino, y para el cual preparan con mucha anticipación y organización los talleres, la compra de materiales, la distribución de tiempo y responsabilidades, entre otras tareas.

“Aunque íbamos con incertidumbre porque hubo un cambio de director en la escuela, tanto los profesores antiguos como la comunidad de Taucú se encargaron de empapar al nuevo rector de lo que hemos venidos haciendo los últimos tres años, así que el recibimiento fue muy bueno. Todos los días nos estaban esperando muy temprano, tanto los profesores como los alumnos y apoderados se disponen y modifican su rutina y espacios para recibirnos. Llegamos y sentimos que nos estaban esperando con mucho entusiasmo” explicó Jocelyn Jélvez, coordinadora de la Pastoral de Colegio San Vicente.

Durante los cinco días de trabajo, los alumnos vicentinos desarrollaron talleres de ayudantías en lenguaje y matemáticas en diferentes niveles para los alumnos de la escuela, así como también talleres de catequesis, de manualidades y alfarería, de títeres, teatro y folclore. También llevaron a cabo variados talleres deportivos en las tardes.

El trabajo fue intenso y gratificante, y para concluir estos días de labor, en el marco de las celebraciones del Día de la Patria, los niños de la escuela, dirigidos por los delegados vicentinos, realizaron una presentación para los papás, a lo que siguió un rico compartir con los miembros de la comunidad en la escuela. “Ese día, los miembros de la comunidad realizaron un reconocimiento oficial por el trabajo que nuestro colegio desarrolla en Taucú, y se nos hizo entrega de un presente a cada uno. Fue un momento muy emotivo y de sentir que nuestro aporte es valorado por las personas del lugar”, señaló Jocelyn, a lo que agregó que “es una experiencia muy rica, ya que si bien nosotros vamos a ponernos al servicio de la comunidad, en realidad somos quienes nos nutrimos y más recibimos de ellos. Nosotros llegamos a entregar, pero al final recibimos mucho más en cuanto a acogida, cariño, tiempo, disposición y aprendizaje. Es mutuo lo que se da y recibe, y una gran experiencia ya que en esta jornada de servicio se experimenta realmente lo que aspiramos los católicos, que es vivir la fe en comunidad. Y en especial este año, con emotividad por ser el último año que estamos en Taucú, y también porque era la última jornada de servicio de miembros importantes de nuestros misioneros que este año egresan de cuarto medio”.

Jaime Durán, secretario de Pastoral, reflexiona: “Fue una instancia para que nuestros jóvenes crecieran en sus relaciones interpersonales, entre ellos, como grupo. Para nosotros era súper importante que nadie se quedara fuera de esta actividad, que todos participaran de esta instancia de formación integral, donde ellos hacen un aprendizaje y un apostolado. También, tuvimos la instancia de evaluar nuestras deficiencias como comunidad y ver la manera de mejorarlas en unión, compromiso y humildad. Fue una mirada introspectiva muy necesaria”.

“Como Pastoral, agradecemos al colegio el aporte que hace a nuestra área en tiempo, recursos, y también a nuestra familias, que nos entienden y nos apoyan para poder dedicar el tiempo necesario a estas obras” concluyeron.